Bienvenidos

En este Blog se aceptan cualquier tipo de sugerencias , siempre y cuando sean de forma respetuosa y sin faltar el respeto y respetando las opiniones de los demás

lunes, 10 de agosto de 2015

Las PASO: Entre el pragmatismo del oficialismo y las faltas de acuerdos de la oposición

Luego de las PASO, el panorama quedó definido de la siguiente forma: Scioli con el 38,53 % de los votos ganó la elección (paradójicamente, el Frente Para La Victoria nunca tuvo internas para el puesto presidencial, a pesar de que fueron los impulsores de la denominada “Reforma política”), luego Mauricio Macri obtuvo 30% de los votos – si se suman los votos de Carrió y Sanz, individualmente el pre – candidato del Frente Cambiemos llegó a los 24,2- y Sergio Massa obtuvo 20, 6% , supero las expectativas de muchos. (Nuevamente esto gracias al frente que integró con De la Sota, quien saco 6,5%, e individualmente el líder del Frente Renovador obtuvo 14,1%).

Ahora, luego de conocido los resultados, se pueden deducir que en Octubre Daniel Scioli no podrá arrasar como si lo hizo Cristina Kirchner en 2011, pero podría llegar a ganar en primera vuelta. 

Recordemos que si el gobernador Scioli logra el 40% de los votos y obtiene una diferencia de 10 puntos con respecto al segundo, Mauricio Macri logrará consagrase como presidente por los próximos 4 años y en caso de que obtenga 45% de los votos, no importa la diferencia, también ganara.

El pragmatismo del Frente Para la Victoria que no obtuvo la oposición

Al Frente Para La Victoria, se le pueden criticar muchas cosas, salvo el pragmatismo (una de las característica heredaras del peronismo), de hecho, cuando la interna entre Randazzo y Scioli estaba desgastando el espacio, Cristina Kirchner la corto de raíz, le sugirió a Randazzo bajarse de la carrera presidencial e ir por la provincia de Buenos Aires y le impuso a Carlos Zannini al candidato Scioli. Un hipotético gobierno de Scioli estará bajo la atenta supervisión del ladero de Cristina y La Cámpora que estarán en el congreso para apoyar o reformar las leyes del futuro mandato de Scioli.

Por otra parte, la oposición parece no haber entendido lo que pasa cuando va dividida, es sencillo… pierden. De hecho, en 2013, la oposición ganó porque el PRO y el Frente Renovador fueron juntos.
En esta oportunidad, no hubo acuerdo entre los espacios de Macri y Massa, muchos atribuyen a este desencuentro a Durán Barba y su teoría del purismo PRO. La realidad es que ahora Massa será el gran árbitro en un hipotético ballotage entre Macri y Scioli.

La oposición en su conjunto ha demostrado ser poco pragmática, primaron las miserias, egos, resentimiento en post de querer ganar  a un gobierno nacional que tampoco viene haciendo una gestión brillante, sino que esta etapa de Cristina Kirchner estuvo signada por errores, cepo cambiario, casos de corrupción, muertes llamativas como la del Fiscal Nisman y posibles casos de Narcotráfico. 

Además de una actividad industrial estancada y la realidad de la falta de trabajo en diversas actividades.

La sociedad también es responsable

Siempre se dice que las sociedades tienen los gobiernos que se “merecen”. En este caso, la sociedad argentina ha logrado cierta “Fiesta del consumo”, dólar barato, viajes al exterior, cambios de modelo de autos. A pesar de que este gobierno volvió a hundir a la Argentina al default, al enorme déficit fiscal y la inflación.

En la provincia de Buenos Aires, si bien el Frente Cambiemos hizo una gran elección, si se suman los votos de Domínguez y Fernández – ganó la interna- (sumido en una denuncia de posible caso de narcotráfico que promete tener mucha tela para cortar) y estaría ganando la provincia de Buenos Aires.

La sociedad, también, es responsable con sus votos de legitimar a un gobierno y sus acciones. Algún día, la sociedad deberá asumir que el gobierno sale de la forma en que se vota, no de otro lado. Y muchas veces, la sociedad vota pensando en su bolsillo y no en relación a parámetros morales o éticos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario